Viajar a contramarcha salva vidas

FECHA

En España cada vez somos más familias las que estamos concienciadas sobre la importancia de llevar a los niños a contramarcha en el coche y es que viajar a contramarcha salva vidas, tal y como lo demuestran los estudios y, lamentablemente, la experiencia en las carreteras. 

Por eso hoy quiero aportar mi granito de arena en este tema que, aunque parece que no tiene nada que ver con la educación, sí lo tiene puesto que la evidencia científica y física nos vuelve a hacer replantearnos sobre cómo deben viajar nuestros hijos y ahí, familias, creo que todos podemos aprender. 

¿De verdad es mejor que los niños viajen a contramarcha?

Sí, de hecho deberían de hacerlo todos los niños hasta los 4 o 5 años fijo, y si pueden más tiempo, mejor. 

Es más seguro para ellos puesto que en una colisión, si el niño viaja en el sentido de la marcha, será su cuello el que sufra todo el peso del impacto con un estiramiento del mismo que puede producir daños cerebrales, problemas en la médula -con los consiguientes daños de su movilidad- o la muerte si se produce una decapitación interna. 

Si el niño viaja a contramarcha el impacto se repartirá entre la espalda y, aunque las piernas puedan ir hacia el cuerpo, no supone ningún peligro para el niño. A fin de cuentas si el problema hubiera de decirlo entre una lesión leve en la pierna o el pie o en la médula, creo que todos sabríamos que es más sencillo, ¿verdad?

Os dejo este vídeo que lo ilustra mucho mejor en poco más de un minuto

¿Por qué ahora alargamos el tiempo que deben ir los niños a contramarcha?

Realmente es en España y otros países donde les damos la vuelta a los niños de forma precipitada. En países como Suecia, llevan muchos años en los que más del 80% de los niños viaja a contramarcha durante muchos años y han conseguido bajar las tasas de mortalidad infantil en sus carreteras y también los daños que se producen por estos. 

Pero las sillas a contramarcha son realmente caras…

Personalmente os puedo decir que en casa tenemos tres sillas a contramarcha y eso ha supuesto una inversión para nuestra economía, por supuesto, pero es que la seguridad de nuestros hijos está por encima del dinero. Imagino que si tenéis que cambiar las ruedas del coche, lo hacéis y no viajais sin dibujo en ellas. También supone una inversión pero es seguridad. 

Además, las sillas a contramarcha tienen una duración en el tiempo larga y, si dividimos en años, nos damos cuenta de que merece la pena. 

La pena es que se sigan comercializando sillas que están homologadas -es decir, cumplen con la normativa vigente actual- pero no son seguras para nuestros pequeños. Esto sí es un problema porque debemos distinguir muy bien entre homologado y seguro, que no siempre van de la mano. 

Además, en ocasiones las familias nos encontramos con la dificultad de tener a nuestra disposición listados de marcas de sillas que están homologadas y siguen estándares de lista que no puntúan aquellas cosas que son verdaderamente importantes. Y con esto me estoy refiriendo, por ejemplo, a la facilidad con la que se quita la funda para lavar. Hay sillas que no son tan seguras como las que van a contramarcha pero tienen mayor puntuación porque son cómodas para desenfundar, algo que es totalmente imprescindible cuando hablamos de la seguridad infantil en las carreteras. 

¿Y por qué es tan importante que los pequeños viajen a contramarcha?

Porque conociendo las proporciones del cuerpo de un niño frente a las de un adulto podemos conocer cuáles son las partes más vulnerables y, por lo tanto, aquellas que debemos proteger por encima de todo. 

“En esta ilustración se puede apreciar como la cabeza del adulto únicamente representa el 6% del cuerpo, mientras que en un niño inferior a dos años ésta proporción es del 20%, Por otro lado, el cuello del pequeño es muy corto y la zona pectoral y abdominal excesivamente grande en comparación con el adulto. Si queremos conseguir una protección eficaz, nuestra silla de auto deberá salvaguardar de manera exquisita las partes más frágiles de nuestro hijo: cabeza, el cuello y órganos internos.

Teniendo en cuenta que a 50 kms/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aprox.) aumenta su peso hasta los 60 kgs (aprox.) en una silla colocada de cara a la marcha en la que el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada con una fuerza que el cuello incapaz de soportar, causando por ello lesiones de extrema gravedad o incluso la muerte del menor.” Blog acontramarcha.com

¿Y no se marean los niños viajando a contramarcha?

No, no se marean por viajar así, de verdad. Se marearán si se tienen que marear, pero no por viajar a contramarcha. 

Personalmente mis hijos nunca se han mareado y siempre han viajado así, así que como experiencia real os cuento que nunca hemos tenido incidentes por viajar de esta forma. 

¿Dónde podemos conseguir sillas a contramarcha?

Cada vez hay más sitios especializados en sillas a contramarcha, os lo aseguro. Es cuestión de mirar qué tiendas os resultan cómodas para acercaros y ver sus instalaciones, informaros con tiempo y, en casi todas ellas, os instalan la silla para que salgáis con el modelo que mejor se ajusta a vuestro hijo y a vuestro coche con seguridad de la tienda. 

¿La policia, guardia civil y DGT están al tanto de todo esto?

Sí, cada vez tenemos más agentes de seguridad que controlan que nuestros hijos viajen con la mayor seguridad para ellos y para todos. Poco a poco se trabaja en que todos vayamos dando pasos y los niños, que son los más indefensos y a los que colocamos donde pensamos que irán mejor, estén protegidos. 

No os voy a engañar, personalmente aún hay gente que se choca cuando me ven bajar niños a contramarcha del coche y me dicen que los tengo “infantilizados” o que no quiero que crezcan. Para nosotros en casa es una cuestión de seguridad y eso es fundamental para garantizar que, si nos pasa algo -ninguno estamos libres- ellos sufran las menores consecuencias. 

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que os haya servido a poner un poco de luz en este tema y que si teníais dudas sobre la silla para vuestros pequeños os ayude a saber que “el sentido de la vida, en este caso, viaja a contramarcha”. 

Un abrazo y gracias por estar ahí, 

¿Necesitas una asesoría conmigo?

[product id=»12741″]